El Ermitaño

Los rincones - Mesón

Mesón

El Ermitaño nació como mesón y evolucionó hasta lo que hoy en día conocemos. Además de darnos la bienvenida al restaurante, este comedor es el encargado de recordarnos esos orígenes. Lugar que conserva su aspecto inicial, y donde podemos degustar raciones con el sabor más tradicional.

Debido a su situación, el restaurante recibe cada año a clientes de diferentes partes de España y del mundo. Para que estos puedan llevarse a su punto de destino un pedacito de esta tierra, el mesón cuenta con un expositor en el que están representados los productos más relevantes de Castilla y León. Quesos, cecina, embutidos, aceite y legumbres, componen este pequeño escaparate de nuestra gastronomía más arraigada.